Depresión post parto lo que no nos cuentan de la maternidad.

Un alto porcentaje de madres (entre el 70-80%) experimenta a los días de dar a luz, lo que se conoce como baby blues o tristeza post parto. En este estado se mezclan la tensión y fatiga del final del embarazo, con la recuperación del parto, la adaptación a la nueva forma de vida, el estrés y el cansancio.
Con todos estos cambios es normal que te sientas emocionalmente vulnerable, que aparezcan ganas de llorar, ansiedad, dificultad para concentrarte…todos estos síntomas no impiden que cuides del bebé, ya que suelen durar unas dos semanas.
Si notas que los síntomas persisten o se hacen más fuertes, puede que estés padeciendo una depresión post parto.

¿Qué es la depresión post parto? ¿Qué significa depresión post parto?

La depresión post parto es un trastorno afectivo que puede durar desde varias semanas hasta varios meses e incluso años. Se considera depresión post parto cuando la mujer se deprime tras dar a luz. Existen diferentes grados de depresión post parto. Dependiendo del grado de depresión la madre necesitará ayuda farmacológica y psicológica.
A menudo se confunde la depresión post parto con la melancolía o tristeza que aparece tras dar a luz, que como ya hemos dicho anteriormente, son síntomas que suelen desaparecer a los pocos días. Los síntomas de la depresión post parto duran más tiempo y son más graves. Entre los síntomas más comunes están los siguientes:

  • Te sientes vacía o con sensación de desesperanza.
  • Tu cabeza se llena preocupaciones y dudas sobre la nueva etapa. Las dudas o preocupaciones son muy difíciles de quitar de la cabeza.
  • Te sientes enfadada y de mal humor la mayor parte del día.
  • Notas ansiedad e irritabilidad.
  • Aunque estés durmiendo bien, te sientes sin energía, ni ganas de hacer nada.
  • Duermes muchas más horas que antes, o no duermes casi nada, aunque el bebé esté descansando.
  • Presentas dificultad para concentrarte o recordar cosas.
  • Tienes sentimientos de culpabilidad, porque crees que no cuidas de tu bebé cómo crees que deberías.
  • Lloras mucho más que antes o sientes ganas la mayor parte del día.
  • Comes mucho más que antes o no comes prácticamente nada.
  • Te da miedo quedarte sola con el bebé, por si no sabes atender a sus necesidades correctamente.
  • Te sientes distante de tu familia, amigos y familiares.

¿Cuánto dura la depresión post parto?

Es difícil determinar su duración, ya que varía de unas mujeres a otras. En algunos casos puede durar unas semanas y en otros casos meses. Si no se trata desde el inicio puede persistir durante más tiempo, e incluso años.

¿Es común la depresión post parto?

Depresión post parto - patucos de bebeEs mucho más común de lo que parece. Afecta a 1 de cada 10 madres. Aproximadamente el 15% de las madres que acaban de dar a luz sufren una depresión severa que les impide disfrutar de la maternidad. Es probable que el porcentaje sea mucho mayor, ya que no todas las mujeres que padecen depresión post parto buscan ayuda, debido a que es un tema tabú para mucha gente. El pronóstico de la depresión post parto con tratamiento es mejor. Sin tratamiento el problema puede durar mucho más tiempo e incluso agudizarse.

¿Cuáles son las causas de la depresión postparto?

El estrés post parto aparece ante los cambios que supone el nacimiento de un bebé, es aquí cuando necesitamos poner en marcha nuestros mecanismos de afrontamiento para hacer frente a la nueva situación y adaptarnos correctamente.
Tras el parto, estás experimentando una serie de cambios biológicos, físicos, emocionales y sociales. Es difícil identificar con precisión las causas, porque se suele dar por una mezcla de todos estos cambios:
Los cambios hormonales, especialmente la caída de los niveles hormonales de estrógeno y progesterona.
Tras dar a luz se producen muchos cambios físicos. . Puede ser que tras el embarazo te sientas más insegura y con menos confianza que antes. Esta inseguridad puede ser por los cambios físicos o por la menor disposición de tiempo para el cuidad personal.
Otro factor que puede ayudar a la aparición de la depresión post parto es haber sufrido anteriormente situaciones estresantes: episodios depresivos anteriores, fallecimiento de un familiar, problemas económicos…
Los cambios emocionales: en muchas ocasiones las emociones experimentadas tras dar a luz, no son las esperadas y no sientes ese amor al dar a luz. Esto puede afectar a tu autoestima y a la forma de afrontar las tensiones durante el embarazo y después del parto. Es probable que te notes más sensible y preocupada de cara a las nuevas obligaciones y cambios. Todo esto afecta a tu equilibrio psicológico.
Los cambios sociales: después de dar a luz, dispones de menos tiempo para estar con amigos, familia o realizar aquellas cosas que te gustan.
Además hay ciertos factores que aumentan el riesgo de padecer depresión post parto:
Tener un historial familiar de trastornos mentales. O haber padecido depresión antes del parto o trastorno bipolar.
No tener una red de apoyo para hacer frente a los cambios de la maternidad.
Que el embarazo no haya sido deseado.
Pasar por un periodo de estrés durante los últimos meses.
Una mezcla de todo los expuesto anteriormente es la causa de la depresión post parto.

¿Es lo mismo la tristeza después del parto, la depresión postparto y la psicosis posparto?

Es bastante común sentir tristeza los días después de haber dado a luz, debido a los cambios hormonales que se producen. Si tienes tristeza post parto puede que presentes los siguientes síntomas: cambios de humor, tristeza, ansiedad, ganas de llorar, menos o más ganas de comer, problemas para dormir. La tristeza post parto suele desaparecer a los días o semanas de haber dado a luz. Normalmente los síntomas no presentan gravedad y no es necesario tratamiento.
Los síntomas de la depresión post parto, a diferencia de la tristeza post parto, presenta mayor gravedad y duración.
La depresión post parto puede aparecer en cualquier momento dentro del primer año después del parto. Si tienes sospechas de que puedas padecer depresión postparto puede que estés teniendo los siguientes síntomas: tienes sensación de intranquilidad, malhumor, tristeza o desesperanza, ganas de llorar, falta de energía o de motivación, pocas o muchas ganas de comer o dormir, tiene que haber un cambio significativo con respecto a anteriormente. También puedes notar dificultades para tomar decisiones o concentrarte, te sientes inútil, falta de interés por cosas con las que antes disfrutabas. Puede que tengas dolores musculares, de cabeza, estomacales… Otros síntomas que podríamos incluir serían los pensamientos de hacer daño al bebé o a ti misma, o tener la sensación de no tener interés por el bebé. Todos estos síntomas del postparto son indicativos, es importante acudir a un especialista para realizar un correcto diagnóstico.
Por otro lado, tenemos la psicosis postparto. La psicosis postparto es menos común que la tristeza o la depresión postparto. Es más grave. Suele aparecer a las dos semanas después de dar a luz. Los síntomas más comunes además de los característicos de la depresión postparto, son: ver cosas que no están ahí, sensación de confusión, cambios repentinos del estado de ánimo, tratar de hacer daño a ti misma o al bebé. No existe una única causa que pueda explicar la aparición de la psicosis postparto. Pero parece ser que en la mayoría de los casos se trata de mujeres que tienen antecedentes psiquiátricos, especialmente trastorno bipolar.

¿Qué diferencia hay entre depresión y depresión postparto?

La diferencia está en que la depresión postparto está relacionada con el embarazo, y se produce por los cambios que se producen tras el nacimiento del bebé.
¿Pueden los hombres tener depresión postparto?
Siempre hemos oído hablar sobre la depresión postparto en las mujeres y el efecto que la depresión pueda tener sobre los hijos. Pero la depresión post parto en hombres también existe. Según numerosos estudios se ha demostrado que entre el 5-10% de los padres, presentan síntomas depresivos tras el nacimiento del bebé. Se cree que los desencadenantes son: el miedo a fracasar como padre, las pocas horas de sueño, el proceso de adaptación a la nueva situación, el cansancio, la presión…
Entre los síntomas de la depresión postparto en hombres destacan:

  • Sensación de cansancio o malestar general.
  • Ansiedad, rabia, ira hacia la pareja e hijos.
  • Aislamiento.
  • Abuso de alcohol.

¿Cómo superar la depresión posparto?

Es muy importante pedir ayuda lo antes posible. Ya que si no es así, puede que se arruine el proceso de la maternidad e incluso la relación de pareja. Entre las recomendaciones están la terapia cognitivo conductual que ayuda a modificar los pensamientos o creencias desadaptativas que mantienen o alimentan la depresión, aprender nuevas técnicas para lidiar con el estrés de la nueva etapa, ayudar en el proceso de adaptación, recuperar la confianza perdida. También se recomienda terapia farmacológica en los casos que el médico considere oportuno.

¿Qué consecuencias puede tener el no tratar la depresión postparto?

Depresión post Parto - chica apoyada en un árbol en actitud pensativaCuando no se trata a tiempo, puede dar lugar a una depresión mayor o en un caso más extremo puede dar lugar a una psicosis postparto, que implica una pérdida del contacto con la realidad.
Las consecuencias no solo afectan a la mujer, también a toda la familia. Se ha apreciado que cuando la madre sufre depresión postparto, hay más probabilidades de que se de en el padre también.

¿Y cómo afecta la depresión postparto al bebé?

El bebé también sufre los efectos del trastorno emocional que padece la madre. El estado psicológico de los padres afecta al bebé desde la gestación. Si la madre sufre estrés, depresión en el embarazo, ansiedad en el embarazo… puede producirse un parto prematuro, hemorragias…
Si la madre no está bien y no trata el sufrimiento, se verá afectada también la relación de pareja y la crianza de los hijos.
Además de la ayuda profesional, tu puedes cuidarte de la siguiente forma:

  • Atiende a tus necesidades básicas: aunque el tiempo y las ganas no estén a tu favor, es muy importante que cubras tus necesidades básicas. Saca tiempo para comer y dormir bien. Además debes tener claro que tener depresión postparto no quiere decir que no seas buena madre o que no quieras a tu bebé. A medida que comiences a sentirte mejor, las culpabilidad y desesperación disminuirán.
  • Entiende el momento por el que estás pasando y no te exijas demasiado. Trátate bien, sé comprensiva contigo misma. Trátate cómo si fueras tu mejor amiga, ¿qué le dirías si se encuentra en el mismo estado que tú ahora mismo?
  • Pide ayuda: es recomendable no esperar mucho tiempo para comenzar el tratamiento, para que el problema no persista. Además del médico, acudir a terapia psicológica será lo más adecuado.
  • Mantén buena comunicación con tu pareja. Hablar sobre cómo os estáis sintiendo sirve de gran ayuda. No tengas miedo a la hora de expresar tus emociones.
  • Descansa: Un bebé recién nacido requiere mucha atención, y es por ello, por lo dejamos el descanso y el cuidado personal de lado.
  • Dedícate un tiempo al día para ti misma. Por ejemplo, ve a dar un paseo, al gimnasio, queda con amigos, lee…
  • Hablar con otras madres ayudar a comprender y compartir experiencias.

¿Qué hacer cuando aparecen los sentimientos negativos hacia mi bebé?

Como ya hemos comentado anteriormente un recién nacido requiere una gran demanda de atención, desde por la mañana hasta por la noche e incluso durante la madrugada. Es necesario cuidar del bebé durante 24 horas los siete días de la semana. Durante este tiempo te dedicas a cubrir las necesidades de tu bebe, dejando de lado las tuyas propias, esto te puede llevar a sentimientos de frustración, ansiedad, estrés, irritabilidad, no tener fuerzas…junto con la falta de horas de sueño.
Por lo tanto, que puedo hacer cuando aparecen los sentimientos negativos hacia mi bebé?
Lo más importante es que no te juzgues por tener estos sentimientos. Al igual que sientes amor profundo por tu bebé, es normal que aparezcan estos sentimientos de desesperanza, ansiedad, frustración rechazo, porque son muchos cambios y es una persona que depende de ti.
Hay que aceptarlos como parte del proceso de crianza.
Comenta y habla de estos sentimientos con familiares, pareja o amigos.

¿Existe mayor riesgo de sufrir depresión posparto ante el primer hijo o ante el segundo?

Numerosos estudios dicen que existe menor probabilidad de sufrir depresión posparto tras el segundo hijo. Esto se puede explicar por varias razones. Entre ellas nos encontramos con que ya es algo que conocemos y más o menos sabemos a qué nos enfrentamos, ya tenemos experiencia, por lo tanto el nivel de exigencia se reduce.

¿Se da más la depresión posparto en adolescentes?

La maternidad es un periodo muy bonito, pero a la vez estresante, cargado de grandes cambios. Si a todo esto le unimos la edad, puede que el problema se agudice. Con la maternidad adolescente deben asumir una situación para la que aun no están preparadas. La vida diaria de las jóvenes madres sufre modificaciones, entre ellas, si el embarazo es o no deseado, la escolarización o actividades laborales… los cambios emocionales propios de la adolescencia unida a las preocupaciones normales del embarazo potencia los episodios depresivos en adolescentes.

¿Qué es la ansiedad postparto?

La ansiedad posparto presenta los mismos síntomas que cualquier otro trastorno de ansiedad, entre ellos sudoración, dolor de cabeza, taquicardia, mareos, hormigueo, sensación de ahogo, junto con una preocupación desmedida y miedos.
Ante la nueva situación puedes verte desbordada. Pueden aparecer sentimientos de incapacidad e inseguridad, no te sientes capaz de cuidar del bebé ni de garantizar su bienestar.
En la ansiedad posparto predomina el nerviosismo, la preocupación, la angustia…
Es común que sientas preocupaciones y ansiedad después del parto, ya que son muchos los cambios a los que tienes que adaptarte. Pero si las preocupaciones son intensas, te provocan una angustia profunda y te impide realizar tus actividades diarias, quizás sea importante ponerte en manos de un especialista.
Entre los miedos más comunes están que el bebé padezca cualquier tipo de enfermedad, que le pase algo, que la gente critique tu forma de cuidad del bebé, puesto que el cuerpo cambia tras el embarazo, es bastante común sentir vergüenza o inseguridad con respecto a tu cuerpo.

¿Cómo ayudar a una madre a manejar su ansiedad posparto?

Brinda las horas necesarias para atender al bebé y para llevar a cabo las tareas de la casa.
Es importante que la apoyes y la escuches.
Dale su tiempo para que realice actividades que antes de tener al bebé llevaba a cabo y que últimamente ha abandonado.
Ayúdale a expresar sus emociones y hablar sobre el tema de la maternidad.
No juzgues a la madre, ya que es el mayor miedo que tiene.
Normaliza sus pensamientos.

¿Qué es el trastorno obsesivo compulsivo tras el parto?

Consiste en llevar a un extremo las preocupaciones normales sobre el bebé. Aparecen pensamientos constantes de hacerlo todo bien, no cometer ningún error. Pueden aparecer miedos sobre hacerle daño al bebé. Hay casos en los que la madre se obsesiona tanto con la posibilidad de hacerle daño al bebé que se niega a coger al bebé, porque cree que puede llegar a ahogarlo. Por ejemplo, aparecen preocupaciones normales como estar bañando al niño y pensar que se pueda resbalar. En tal caso solo tendría que sacarlo rápido del agua. Es un pensamiento sin más que al no darle importancia desaparece. Además con la práctica vas sintiéndote cada vez más segura a la hora de bañar al bebé. El problema aparece cuando le das más importancia de la que deberías, el pensamiento no solo no desaparece, sino que cada vez se va haciendo más grande, fuerte e intenso, hasta el punto de llegar a pensar que si baña al bebé, éste pueda llegar ahogarse o que el bebé se resbalará seguro.
Aproximadamente entre un 2% y un 9% de las madres padecen el trastorno obsesivo compulsivo tras dar a luz.

¿Cómo ayudar a un familiar con depresión postparto?

Lo más importante es que se ponga en manos de un profesional. A menudo es el paso más difícil de dar, reconocer que necesitamos ayuda. Por ello, lo recomendable es animar a la madre a dar el paso de buscar la ayuda necesaria. Si tenéis o tienes sospecha de que algo anda mal, es muy importante alentar a la madre para que exprese como se siente. Después es importante hacerle ver que tiene un trastorno afectivo que mejorará notablemente con el tratamiento adecuado. También se puede ayudar a la madre en el día a día. Una actitud positiva frente al problema serán claves.
Por lo tanto, la llegada de un nuevo miembro a la familia conlleva la realización de numerosos ajustes en todos los niveles, tanto a nivel social, de pareja y personal, esto puede provocar una serie de problemas graves en la pareja como en la mujer. Como hemos visto a lo largo del artículo también se da en los padres.
Para adaptarnos a este proceso aparece lo que hemos descrito anteriormente como baby blues, un periodo donde la tristeza reina y que nos ayuda a adaptarnos a la nueva situación, si pasado este periodo de tiempo, notamos que los síntomas siguen y que cada vez se hacen más grandes, es muy importante acudir a un profesional. Cuando antes se inicie el tratamiento postparto mejor pronóstico.

2018-02-23T09:11:43+00:00

About the Author: