Inicio 2017-07-11T17:58:19+00:00

Más Vida Psicólogos

Tu gabinete de Psicología en Benalmádena.

Nos especializamos en psicología infantil y para adolescentes, psicología para adultos y terapias de pareja.

Contactar

HORARIO ININTERRUMPIDO

Lunes – Viernes 9:00 – 21:00
Sábado No abrimos
Domingo No abrimos

 675 115 042

Más Vida Psicólogos

Tu gabinete de Psicología en Benalmádena.

Nos especializamos en psicología infantil y para adolescentes, psicología para adultos y terapias de pareja.

Contactar

HORARIO ININTERRUMPIDO

Lunes – Viernes 9:00 – 21:00
Sábado No abrimos
Domingo No abrimos

 675 115 042

Bienvenidos a Más Vida Psicólogos Benalmádena

Un experto equipo de psicólogos, está tu disposición, en nuestro centro Psicológico en Benalmádena.

Mas vida Psicólogos Benalmádena cerebro

SOMOS TU CENTRO DE PSICOLOGÍA DE REFERENCIA EN BENALMÁDENA

Te ofrecemos nuestra experiencia y toda la ayuda psicológica necesaria, para que puedas superar, los momentos difíciles a los que te enfrentas. Disponemos de tratamientos novedosos y muy eficaces en el campo de la psicología clínica, cognitiva y social.

Especialidades tratadas en nuestro centro Mas Vida Psicólogos Benalmádena

  • Adultos, Infantil y Adolescentes: Depresión.

  • Adultos, Infantil y Adolescentes: Problemas de ansiedad.

  • Trastorno obsesivo compulsivo.

  • Tratamiento de la agorafobia y del pánico.

  • Terapia sexual.

  • Trastornos del sueño.

  • Trastornos de la personalidad.

  • Problemas de relación interpersonal.

  • Esquizofrenia y otros trastornos psicóticos.

  • Trastornos psicosomáticos.

  • Disfunción eréctil o impotencia.

  • Eyaculación precoz o retardada.

  • Anorgásmia.

  • Vaginísmo.

  • Falta del deseo sexual.

  • Ninfomanía y adicción al sexo.

  • Aversión al sexo.

  • Problemas de comunicación o Problemas de convivencia.

  • Celos, desconfianza.

  • Dependencia emocional.

  • Dificultad para encontrar pareja o mantenerla.

  • Infidelidad.

  • Miedo al compromiso.

  • Ruptura sentimental, separación o divorcio.

  • Adolescentes: Baja autoestima, inseguridad.

  • Adolescentes: Adicciones: drogas, alcohol, nuevas tecnologías(internet, móvil, etc).

  • Adolescentes: Problemas de conducta, impulsividad, falta de autocontrol, agresividad.

  • Infantil: Falta de control de esfínteres .

  • Infantil: Problemas de alimentación.

  • Infantil: Dificultades para dormir.

  • Adolescentes e Infantil: Trastorno por déficit de atención con y sin hiperactividad.

  • Infantil: Problemas familiares: desobediencia, falta de límites, celos.

  • Infantil y Adolescentes: Acoso escolar o bullying.

  • Infantil: Problemas escolares: dificultades de aprendizaje, falta de motivación, mejora del rendimiento académico, técnicas de estudio, aprovechamiento del tiempo, desarrollo de la atención, la concentración y la memoria, ansiedad ante los exámenes.

  • Infantil: Evaluación de la inteligencia y desarrollo de las capacidades intelectuales.

COLABORAMOS ACTIVAMENTE CON LAS UNIVERSIDADES 

Mas vida Psicólogos Benalmádena logo universidad UNED
Mas vida Psicólogos Benalmádena logo universidad de Málaga
Mas vida Psicólogos Benalmádena logo universidad Complutense
Mas vida Psicólogos Benalmádena logo universidad de Valencia

Mas Vida Psicólogos Benalmádena

Más Vida Psicólogos somos un centro psicológico ubicado en la provincia de Málaga. Actualmente contamos con cuatro consultas de psicología, todas ellas situadas en el municipio malagueño: en Fuengirola, Antequera, en el centro de Málaga ciudad y en Benalmádena. En nuestras consultas de psicología de la clínica Más Vida encontrarás la atención psicológica que necesitas para recuperar y mejorar tu salud y bienestar físico y mental de la mano de nuestros expertos. Nuestros psicólogos en Benalmádena son profesionales con experiencia demostrada y perfectamente cualificados para atender a los pacientes y personas que desean acudir a nuestra consulta por primera vez.

Ir a un psicólogo no es nada malo
Hoy en día acudir a un gabinete psicológico es algo de lo más normal y no implica en absoluto que tengamos ninguna enfermedad ni que un terapeuta nos vaya a diagnosticar un problema grave.
Muy al contrario, cuando busco psicólogo lo que voy a recibir por parte de un psicoterapeuta en primer lugar es confianza para exponerle mi situación en un espacio donde poder expresarme y con la total garantía de profesionalidad, con un trato confidencial y de absoluto respeto.
De este modo la consulta de psicología se convierte en lo que verdaderamente es: un lugar en el que puedo ser consciente de mi realidad, afrontarla y cambiar lo que necesite en mi vida mediante el apoyo psicológico que me brinda el personal del gabinete de psicología.
Un especialista en psicología es un profesional de confianza, siempre cercano a la persona a la que trata y no siempre tiene por qué encontrar ningún problema insalvable en cada uno de sus pacientes; de hecho hay datos que corroboran esta afirmación, ya que únicamente un 15% de ellos reciben terapia relacionada con esquizofrenia paranoide, trastorno bipolar o trastorno de la personalidad.
Muchas otras veces la situación es realmente más simple de resolver, y el auxilio y consejos de un especialista tiene mucho que ver en ello.

¿Debería ir a un psicólogo?
En algún momento de nuestra vida seguro que más de una vez nos hemos planteado si necesito un psicólogo o no y quizá por vergüenza o por una negativa consideración social, esto es, el qué dirán, hemos pospuesto la visita a una psicóloga en Benalmádena.
Si creo que tengo un problema y que necesito ayuda psicológica, lo mejor es tratar de resolverlo con la colaboración de las psicólogas. Sólo de esta forma recibiré el tratamiento psicológico más apropiado a mis circunstancias personales concretas.
Cuando tengo algún tipo de dolor o molestia física, visito al doctor sin plantearme otras opciones que pudieran contribuir a mi mejora o paliar mi dolor o enfermedad, ¿por qué no debería ser igual con el psicólogo cuando se me presenta una situación que me causa un dolor emocional?

Diferentes especialidades de psicología
Desde Más Vida Psicólogos cubrimos todas las áreas de la psicología clínica, haciendo hincapié en cada una de las etapas: desde la atención a los factores que nos llevan a requerir ayuda experta, esto es, qué me pasa y por qué me ocurre esto, pasando por su posterior evaluación para llegar al diagnóstico más certero, que es el que me llevará a responder la cuestión de “¿y ahora cuál es el camino que debo seguir para solucionarlo definitivamente?”.
Es así como de esta forma estableceremos el tratamiento más adecuado y/o la prevención para que no vuelva a repetirse esta situación dañina que nos llevó a buscar un apoyo en la clínica.
Tratamos de forma personalizada y eficazmente las materias de: psicología para adultos, terapia de pareja, psicología infantil y psicólogos para adolescentes.

La figura del psicólogo clínico
Es el especialista que se encarga de ayudarnos a mejorar nuestro comportamiento para así obtener el bienestar emocional que necesitamos y que contribuirá notablemente en nuestra calidad de vida.
Todo problema tiene solución. Si hay algo en mi existencia que me está perjudicando o no me deja avanzar, no lo dudo más tiempo y busco psicólogo.
El especialista en psicología clínica me va a guiar para transformar esa angustia que padezco en tranquilidad y descanso. Estando bien psicológicamente, lo estaré también físicamente y es algo que repercutirá necesariamente en mi actitud para con los demás.

Cada situación tiene un tratamiento específico
Hablar de psicología en general es simplificar demasiado una profesión muy compleja y con muchas ramas de estudio y, por tanto, de actuación.
Por un lado, la psicología social, una de las cuatro grandes especialidades de la psicología, se centra en nuestros sentimientos, comportamientos o pensamientos que nos vienen sugestionados por otro individuo. Como vivimos en una sociedad, las personas pueden de una u otra manera influenciarnos tanto de forma positiva como negativa.
Algunos casos relacionados con el comportamiento abarcan desde episodios de violencia, agresiones, la atracción o impulso sexual o nuestra propia percepción interpersonal.
Una imagen propia negativa puede desembocar en anorexia, bulimia y otros trastornos relacionados con la alimentación. De ello se encarga también la psicología.
Por otro lado, el estudio sobre nuestros procesos mentales, y que están relacionados con el aprendizaje y el razonamiento, y por tanto con la capacidad de resolver cuestiones o tomar decisiones, se enmarca dentro de la llamada psicología cognitiva.
Esta rama, que se centra en el estudio y análisis de la mente humana, reflexiona sobre cómo funciona nuestro cerebro, que, junto al corazón, es uno de los órganos más relevantes y a la vez el que continúa guardando más incógnitas sobre su funcionamiento.

Nuestros consejos de psicólogos
Además de ofrecerte toda nuestra atención y disponibilidad a través de nuestras clínicas, contamos en nuestra página web con un blog de psicología donde tratamos y ponemos a tu disposición una serie de artículos que te serán de gran utilidad.
El nuestro cuaderno de bitácora nos cuestionamos, por ejemplo, si el seguimiento de una dieta puede generarnos algún tipo de inestabilidad emocional o qué es realmente y cómo reconocer un ataque de ansiedad, entre otros muchos interesantes temas y cuestiones que seguro nos harán recapacitar y nos servirán de consejo en nuestro día a día.


ESTAMOS PREPARADOS PARA AYUDARTE


Cada persona es un ente propio, con sus características y particularidades tanto físicas como psíquicas concretas, pero no por ello dejamos de ver que los problemas psicológicos actuales suelen tener bastantes patrones comunes. La verdad es que, como es bien sabido, la tecnología está presente en todos los estados de nuestra vida y es casi imposible ser ajeno a ella.

La generación tecnológica

Algunos problemas psicológicos de la adolescencia tienen mucho que ver con esta circunstancia, ya que es más habitual de lo que pensamos encontrarnos con que algunos de los usuarios más jóvenes tienen problemas psicológicos causados por las redes sociales. El uso de las redes sociales ha supuesto una nueva forma de comunicarse y esto ha hecho que su evolución haya sido ascendente y continúa. Facebook o Twitter, que son algunas de las más populares, y todo lo que se publica en ellas, alcanza una repercusión tal que generan tanto efectos positivos como negativos en los que las utilizan habitualmente.

Su uso asiduo puede provocar en algunas personas que ya han adquirido la costumbre de relacionarse con el resto de personas por este medio, el llamado síndrome de abstinencia en los momentos en los que no puede tener acceso a redes sociales o cuando no responden de la forma inmediata a la que se acostumbra.

Los adolescentes como grupo de riesgo

Aunque los trastornos mentales pueden darse en todos los grupos de edades, sí es cierto que se observan con más claridad algunos trastornos psicológicos de la adolescencia que se ven más generalizados en esta etapa vital. Algunos de ellos son los problemas psicológicos con la comida, algunas veces debido a la percepción distorsionada que poseen de ellos mismos, así como la comparación con la imagen que proyectan los demás, pudiendo derivar en anorexia, bulimia o trastornos compulsivos donde se alternan atracones con una alimentación normal. Actuando frente a estos tipos de trastornos psicológicos, estamos previniendo, pues, otros posibles efectos nocivos en el futuro.

Los jóvenes son un grupo de riesgo, puesto que durante esta época de crecimiento tanto su cuerpo como su mente va a experimentar grandes cambios. También lo harán sus ideas y convicciones, que irán moldeándose por el mundo que los rodea y las personas a las que considerarán referentes vitales. Si el grupo social en el que se desenvuelve no es bueno, esta circunstancia puede llevar a la aparición de problemas psicológicos asociados con el consumo de drogas, algo que ocurre con edades cada vez más tempranas. Algunos de los factores que suelen ir asociados a estas adicciones a distintos tipos de sustancias son problemas de autoestima, estrés o depresión, y un núcleo familiar complicado o fracturado.

Problemas psicológicos en niños

Quizá es en los últimos años cuando comenzamos a ser conscientes de que los trastornos psicológicos infantiles existen y pueden tener consecuencias nefastas si no los tratamos a tiempo.  Al igual que ocurre con los adolescentes, los pequeños son muy vulnerables al entorno que los rodea, tanto en la escuela como en casa, o como en el día a día.  Muchas veces decimos que son esponjas porque lo absorben todo, especialmente los conocimientos, pero también reciben muchos estímulos no tan sencillos de filtrar.

Los problemas psicológicos más comunes que suelen presentar se pueden enfocar en dos grandes grupos, según su origen:

– Los relacionados con el comportamiento: rebeldía, agresividad, aislamiento del grupo, etcétera.

– Los que tienen que ver con la educación más puramente hablando y los problemas de aprendizaje.

Sí es verdad que una dificultad en el aprendizaje puede derivar en un trastorno del comportamiento, por lo que es muy importante poner remedio cuanto antes y evitar así otros problemas psicológicos graves. Lo más importante cuando tratamos con niños y jóvenes es aceptar lo que les está ocurriendo, tratar de comprenderlo y poner todos los medios necesarios para solucionarlo, pero siempre desde la comprensión y el apoyo.

¿Y los mayores? ¿cuáles son los trastornos psicológicos en adultos?

En cuanto a los problemas psicológicos en adultos, quizá uno de los más conocidos son los relacionados con los sentimientos, esto es, con las relaciones de pareja. Está claro que una pareja tiene sus propias normas dentro de la convivencia, sus pactos en la relación, y momentos de desacuerdo de las partes, pero cuando esto se torna en un conflicto constante, es muy probable que nos encontremos ante algo más. Algunos lo llaman relaciones de pareja tóxicas cuando la realidad es que hablamos de problemas de pareja del todo serios.

No existe la pareja tóxica, sino la persona tóxica o dañina.  Este tipo de trato suele tener comienzo con un caso de celos e incluso por competitividad entre ambas partes, pudiendo desembocar en un episodio de violencia física o psíquica. Otras desavenencias, por el contrario, sí tienen solución y acudir a un terapeuta puede ser una premisa para la mejora de la relación. Al igual que hacerlo ante cualquier tipo de problemas mentales que repercutan en nuestra salud mental.

Las fobias también tienen tratamiento

Las fobias también son manifestaciones de temor que nos ponen trabas en determinadas situaciones y consiguen generar estados de pánico y de alerta constante en quienes las padecen. Las enfermedades mentales más comunes relacionadas con los miedos son:

– la fobia social, que nos impide mantener una conversación normal con otra persona, e imposibilita, por ejemplo, llevar a cabo tareas concretas en el ámbito laboral, como pudiera ser una presentación en público.

fobias concretas ante determinada situación u objeto/ animal, como la agorafobia, que es el miedo a los espacios abiertos, o la aerofobia, que se manifiesta como el temor a volar.

El primer paso, el más importante

El primer paso para librarnos de todos nuestros miedos es, sin lugar a dudas, alejarnos de todas las ideas preconcebidas que nos hacen tener desconfianza ante la idea de acudir a un psicólogo, posiblemente por la vergüenza de sentir que nos ocurre algo que no podemos controlar.

La salud mental es primordial y también debemos cuidarla.

Mas Vida Psicólogos Benalmádena.

En Más Vida Psicólogos Benalmádena lo más importante eres tú y es por eso mismo por lo que nuestro objetivo es brindarte la atención psicológica que requieres. De este modo sabrás que vas a recibir la ayuda psicológica más adecuada para cada tipo de trastorno. Somos especialistas y cada psicoterapeuta de nuestro gabinete conoce a la perfección la terapia más apropiada a tu caso concreto.
Nuestro equipo atiende a todas las áreas de actuación, que se suelen dividir en tres grandes grupos: adultos, adolescentes y niños.

La terapia cognitiva

Este modelo de tratamiento es también conocido con el nombre de terapia cognitivo conductual.
En ella, paciente y psicólogo colaboran mutuamente para conocer los pensamientos y las conductas del primero que puedan causarle algún trastorno psicológico como depresión, ansiedad, fobia social o esquizofrenia, entre otros problemas mentales.Hablando de nuestra vida, tanto de la actualidad como de los recuerdos del pasado y de nuestras expectativas de futuro, se puede llegar a detectar los puntos que causan o están directamente conectados con los problemas o situaciones que parecen afectarnos.

La terapia emocional

Este método de actuación está orientado a abordar las emociones personales que generan algún tipo de conflicto. Puede tratarse de forma individual, en la terapia de pareja o incluso en terapia familiar. Para algunas personas, controlar las emociones y los impulsos que estas conllevan es un verdadero quebradero de cabeza. Algunas situaciones que vivimos pueden afectarnos tanto que priman sobre nuestro autocontrol, haciendo que nuestras emociones se desborden y manifestemos tristeza, alegría, ira o miedo de forma desmesurada, y esto nos puede llevar a desarrollar otras problemáticas mayores. Si somos capaces de controlarlas, también conseguiremos más confianza en nosotros mismos y sabremos actuar de forma más pausada y correcta.

¿A qué llamamos psicoanálisis?

Este procedimiento creado por Sigmund Freud es uno de los que se utilizan para conocer las enfermedades mentales que afectan al Hombre. Este modelo de terapia psicológica afirma que nuestra actuación y forma de vida en el momento presente tiene relación directa con nuestra época de la niñez, y es en este período de nuestra existencia en el que surgen los conflictos que se hacen patentes tiempo después. Durante las sesiones de psicoterapia, el terapeuta ayuda al paciente a hacer una especie de catarsis emocional, ahondando en el espacio interior que conforman los emociones, los sueños, pensamientos o fantasías, sin reprimirlas, ya que esto será lo que haga visible las causas de nuestra problemática y conseguir una recuperación.

La psicología de pareja, una gran ayuda

Algo que también preocupa a los adultos son los asuntos relacionados con su sexología desde un punto de vista psicológico. La terapia de parejas puede ser muy efectiva a la hora de poner en orden nuestros sentimientos y mejorar o recuperar la sintonía con el/la compañero/-a. En ocasiones la monotonía, la crianza de los hijos u otros factores externos repercuten de forma profunda sobre nuestras relaciones de pareja. Otras situaciones, como los celos o la infidelidad pueden derivar también en la pérdida de confianza en el otro. Recuperarla es una tarea de dos, y el análisis y consejo de un psicólogo especializado puede servir de lazo de unión entre ambas partes, haciendo que la relación vuelva a su estado originario, e incluso enriqueciéndola.

Cuidando la salud mental desde niños

No debemos olvidar a los más pequeños, pues, aunque pensamos que ellos tienen una vida plenamente feliz y sin ninguna tarea ni obligación que les ocasione preocupación, como sí tienen los adultos, esto no es así. Los niños, al igual que los adultos, tienen sentimientos y se encuentran cada día con experiencias que van a formar su conducta y, por tanto, serán de vital importancia en su futuro. Hay diversas situaciones que corren la posibilidad de causar efectos negativos en su salud mental: un cambio de escuela, el fallecimiento o enfermedad de un familiar cercano, las disputas entre hermanos o los celos frente al nacimiento de un nuevo miembro de la familia. No siempre tiene por qué desembocar en un problema psicológico, pero hay que saber cómo llevar estas circunstancias para que el tránsito se realice de la mejor manera posible. La psicología infantil se centra en resolver casos de ansiedad, complejos o muestra de emociones que pueden sufrir los pequeños ante determinados estímulos. Algunas veces los padres no saben muy bien cómo gestionar estos dilemas.

Las técnicas utilizadas en la psicología de niños están orientadas a trabajar tanto con los padres como con el menor. Los progenitores se ejercitarán en dar a su hijo un refuerzo positivo, y el niño en controlar las actitudes que no sean positivas y en ser consciente de sus habilidades. Los trastornos en mayores de 12 años y la resolución de los conflictos que pudieran ocasionar, forma parte del grueso de actuación de la psicología para adolescentes. En la etapa de la adolescencia, los jóvenes están en un constante carrusel de emociones y sentimientos. Los consejos familiares que necesitan para superarla de forma satisfactoria no siempre están cuando los requieren.

En ocasiones los padres están ocupados o creen que son trances normales propios de esta etapa, y que pasarán, por lo que no dan mayor importancia a los cambios que a veces experimentan los hijos en la personalidad o en la actitud. Es por eso que los jóvenes acaban recurriendo a amigos o personas que están fuera del entorno familiar.

Apoyarse los unos a los otros: la terapia grupal

Esta técnica consolidada es aceptada como una fantástica herramienta en el ámbito psicológico. La verdadera razón de ello es que conocer a otras personas que están en nuestra misma situación o con circunstancias similares a las nuestras nos hace sentir menos solos en la lucha. Así pues, la terapia de grupos se conforma como un método de ayuda y de motivación frente a diferentes situaciones como las adicciones, problemas de autoestima o una etapa de duelo no superada, entre otras. Aunque es el profesional el que se encarga de encauzar la sesión, realmente es todo el grupo el que actúa como fomentador de la psicología social.

Mas Vida Psicólogos Benalmádena

Contacta y cuéntanos tu caso

TESTIMONIOS DE NUESTROS PACIENTES

“Hola a todos. Venía ya de varios psicólogos y no mejoraba y en este centro pude encontrar a la psicóloga que realmente me hizo mejorar a pesar de todo lo que me ha costado. os recomiendo a Aurora, que ya me la recomendaron a mí en su momento.
Gracias”

Motivo de la visita: fobia

“Para mi no ha sido mi psicóloga, ella se ha portado como una amiga, me ha intentado ayudar en todo y hacerme ver las cosas de otro modo. Es muy puntual e intenta adaptarse a todas tus necesidades. Si tengo cualquier otro problema acudiré a ella sin dudarlo. Recomendable 100%- Gracias Aurora.”

Motivo de la visita: Ruptura de pareja

“Teníamos que haber ido mucho antes. Pensaba que algo mejoraría mi problema, pero la verdad es que nos ha ayudado más de lo que esperábamos. Muchisimas gracias, ya se lo dije a usted. GRacias”

Motivo de la visita: Problemas de pareja