Cómo enfrentarnos al trastorno bipolar.

¿Notas cambios en el estado de ánimo que te hacen estar durante un tiempo en la cama sin poder salir?, y por el contrario, cuando este periodo finaliza, ¿notas que tienes más energía de lo normal y eres capaz de todo?, ¿éstos cambios duran aproximadamente una semana o más? ¿Le cuesta concentrarse, dormir o ir a trabajar debido a estos cambios?, ¿le causan problemas con sus familiares, amigos, trabajo…?

Si la respuesta a estas preguntas es afirmativa y te identificas con muchos de los síntomas del trastorno bipolar, puede que estemos hablando de un trastorno bipolar. Entonces aparecen las siguientes preguntas: ¿Soy bipolar o cómo saber si soy bipolar? Para responder a esta pregunta es importante acudir a un profesional, ya que es un trastorno bastante serio, en el que es realmente importante llevar a cabo un tratamiento.

A continuación, vamos a describir: qué es el trastorno bipolar, cuáles son las causas y los síntomas de la bipolaridad y el tratamiento posible que existe.

 

¿Qué es la bipolaridad? ¿Qué es el trastorno bipolar?

La bipolaridad es una afección grave. Se caracteriza por unos cambios en el estado de ánimo. Los cambios son inusuales, existen periodos en los cuales se sienten muy animados y con mucha más energía de lo normal, esto se conoce como episodio maníaco. Y por otro lado, están los periodos en los que se sienten sin energía y deprimidos, en esta etapa están menos activos de lo normal, se conoce como episodio depresivo.

No es bipolar aquella persona que tiene altibajos emocionales en su día a día, es decir, la bipolaridad no es inestabilidad emocional. Seguramente tras alguna  discusión con algún ser querido, han dicho aquello de “eres bipolar”, porque el humor cambia de forma repentina, y tú mismo, quizás, has pensado “soy bipolar”, pero bipolaridad no es eso. Los cambios que se dan en el trastorno bipolar son extremos, los síntomas del trastorno bipolar  son tan fuertes, que pueden perjudicar las relaciones, trabajo o estudios. La persona bipolar  tiene una alta probabilidad de hacerse daño o intentar suicidarse.

 

¿Cuáles son los síntomas de una persona bipolar?

Por un lado aparece la fase maníaca

En el apartado anterior, hemos hablado de un periodo de euforia que se le llama episodio maníaco, pero ¿qué es realmente un episodio maníaco?

Se refiere a un periodo donde el estado de ánimo y la energía de la persona bipolar están anormalmente elevados, y durante este período aparecen tres o más de los siguientes síntomas:

  • Sensación de extrema felicidad acompañado de un optimismo extremo
  • Confianza excesiva en uno mismo
  • Ideas grandiosas,por ejemplo, sensación de que se tiene una misión importante que cumplir, o que se poseen poderes o aptitudes especiales (sintomas psicóticos)
  • Falta de autocrítica
  • Disminución de las horas de sueño (sentirse descansado aun habiendo dormido solo tres horas)
  • Hablar más de lo habitual (la persona puede hablar sin parar durante un periodo de tiempo y es difícil interrumpirla
  • Fuga de ideas o experiencia subjetiva de que los pensamientos van a gran velocidad
  • Desconcentración y dificultad para prestar atención

Durante esta fase de manía las personas pueden abusar de drogas, tomar decisiones o llevar conductas de riesgo, por ejemplo, dedicarse de forma desenfrenada a compras, juergas, indiscreciones sexuales o inversiones de dinero imprudentes…

 

¿Qué es la hipomanía?

Tiene similitudes con la manía, aparecen los mismos síntomas (explicados en el apartado anterior) pero con menor intensidad y sin sintomatología psicótica.

 

Fase depresiva:

Entre los síntomas característicos de esta fase están:

  • Sensación de tristeza y/o vacío casi todos los días (si la persona no lo describe así, se puede aceptar la observación de personas cercanas.
  • Disminución importante del interés y/o placer por actividades.
  • Pérdida (sin hacer dieta) o aumento significativo de peso.
  • Aparece insomnio o hipersomnia
  • Sensación de agotamiento
  • Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva
  • Disminución de la capacidad de concentración
  • Ideas suicidas.

Se dan cinco o más de éstos síntomas. Los síntomas han estado presentes durante el mismo período de dos semanas y presenta un cambio en la persona con respecto a antes.

 

¿Qué sucede entre un episodio y otro?

Entre periodos (es decir, cuando no aparecen episodios de manía y depresión) la persona puede volver a tener un estado anímico normal, aunque esto no es siempre así, hay personas que se pueden seguir sintiendo síntomas depresivos leves.

 

¿Qué tipos de bipolaridad existen?

Dentro del trastorno afectivo bipolar existen diferentes tipos de trastorno bipolar, dependiendo del número de síntomas y la intensidad de éstos. Los cinco tipos del trastorno bipolar que existen son los siguientes:

  • Trastorno bipolar 1
  • Trastorno bipolar 2
  • Ciclotimia (Trastorno Bipolar tipo 3)
  • Trastorno bipolar no especificados
  • Trastorno bipolar de ciclos rápidos

 

Trastorno bipolar 1:

Para que se diagnostique un trastorno bipolar del tipo 1, es necesario que se de al menos un episodio maníaco durante su vida. Antes o después del episodio maníaco pueden haber existido episodios hipomaníacos o episodios de depresión mayor, aunque no es necesario que se den para su diagnóstico, pero si que es verdad que aproximadamente un 90% de los casos de pacientes diagnosticados de trastorno bipolar cursa ambas fases (manía y depresión).

 

Trastorno bipolar 2:

Para un diagnóstico de trastorno bipolar 2, tiene que darse al menos un episodio hipomaníaco junto con uno o más episodios de depresión mayor.

 

Ciclotimia:

Se caracteriza por una inestabilidad del estado de ánimo persistente. Se puede considerar la versión leve del trastorno bipolar, tiene que darse, durante al menos dos años, periodos con síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para un episodio hipomaníaco y numerosos períodos con síntomas depresivos que no cumplen los criterios para una depresión mayor.

 

Trastorno bipolar no especificado: Cuando no se puede clasificar dentro de trastorno bipolar de tipo I, tipo II o ciclotimia. Por ejemplo:

  • Cuando se dan episodios hipomaníacos y de depresión mayor de corta duración (2-3 días), por lo que no cumplen los requisitos de tiempo para ser diagnosticado dentro del tipo I o II.
  • Cuando se dan episodios hipomaníacos, pero con síntomas insuficientes y episodios de depresión mayor.
  • Episodios hipomaníaco sin episodios previos de depresión mayor.
  • Ciclotimia de corta duración: cuando se dan múltiples síntomas hipomaníacos que no cumplen los criterios para un episodio hipomaníaco y múltiples episodios de síntomas depresivos que no cumplen los criterios para un episodio de depresión mayor que persisten durante un periodo de tiempo menor de 24 meses.

 

Trastorno bipolar de ciclo rápido: Cuando se dan cuatro o más episodios de manía o depresión al año.

 

¿Cuáles son las causas del trastorno bipolar?

El trastorno bipolar, se diagnostica por igual en hombres y mujeres. La edad de comienzo suele ser a partir de los 20 años, dándose rara vez en la infancia.

La causa del trastorno afectivo bipolar se puede explicar a través de la mezcla de los tres siguientes factores:

  • Factor biológico: predisposición genética, herencia, desequilibrio bioquímico cerebral.
  • Factor psicológico: estilos de afrontamiento ante los problemas y rasgos de personalidad.
  • Factor social: sucesos vitales estresantes, traumas, abuso de drogas…

 

 

¿Qué nos hace vulnerable ante el trastorno bipolar?

Debe existir una “predisposición” a producirse desequilibrios bioquímicos bajo ciertas condiciones. Las condiciones o los disparadores de esos desequilibrios bioquímicos tienen que ser situaciones de sobreexigencia, inesperadas, incontrolables y que producen pérdidas. Puede ser por ejemplo, abuso, malos tratos, drogas…

 

¿Qué tratamientos para el trastorno bipolar existen?

 

Los tratamientos principales son el farmacológico y el psicológico.

  • Tratamiento farmacológico:

Es imprescindible para llevar el control adecuado de la enfermedad. El tratamiento para el trastorno bipolar lleva a las personas afectadas a pasar la mayor parte del tiempo con un estado del ánimo equilibrado.

A continuación describimos brevemente los principales grupos de medicamentos para el trastorno bipolar:

  • Estabilizadores del estado de ánimo: como su nombre indica, su misión es la de regular el humor, para evitar los picos de demasiada tristeza o alegría.
  • Antidepresivos: estos ayudan a tratar las fases depresivas.
  • Antipsicóticos: mucha gente se alarma por el nombre de estos fármacos, pero está demostrado que son realmente útiles para el control de la fase maníaca o depresiva.

 

¿Cuándo tengo que empezar a tomar un estabilizante del estado de ánimo?

Cuando se ha producido únicamente un episodio maníaco, es difícil saber si se volverá a producir otro, por lo tanto, en este punto, a excepción de que el episodio haya sido muy grave, se puede prescindir de medicación. Si se vuelve a producir otro episodio, es recomendable comenzar con medicación, porque la probabilidad de que vuelva a darse es del 80%.

 

¿Tengo que tomar estabilizante del estado de ánimo el resto de mi vida?

El tiempo necesario para tomar medicación depende y debe estar controlado en todo momento por el psiquiatra. El tomar o no medicación dependerá de las recaídas, los episodios psicóticos, el consumo de alcohol y/o drogas, periodos de estrés continuados….

  • Otra parte importante del tratamiento es el psicológico: el objetivo del tratamiento psicológico es la recuperación o adquisición de habilidades, capacidades y competencias que le permitan vivir integrada/o, normalizada/o y autónomamente en su entorno. Es importante que el paciente aprenda más sobre el trastorno, para poder llevar a cabo un seguimiento del estado de ánimo, y así ayudar a detectar cuando el estado de ánimo comience a cambiar.

 

¿Cómo tratar a un bipolar en crisis depresiva?

La fase depresiva ha de tratarse como si padeciera una depresión.

Por lo tanto, es importante que no se dejen de realizar actividades agradables, que se controlen las horas de sueño y es importante valorar las ideas suicidas.

 

¿Cómo tratar a un bipolar en la fase maníaca?

Ante la aparición de síntomas que indican el inicio de la fase maníaca, es importante hacerle ver al familiar que se trata de un síntoma del trastorno bipolar.

  • Es importante restringir el acceso a dinero durante la fase maníaca.
  • Si aparecen síntomas psicóticos, no intente convencer a su familiar/pareja/amigo que no son ciertos, ni le de la razón.
  • Hay que valorar si sería necesario o no el ingreso hospitalario, ya que durante esta fase se pueden realizar conductas que pueden poner en riesgo su vida.

 

¿Qué puede hacer una persona diagnosticada de trastorno bipolar? ¿Y los familiares?

  • El principal problema aparece a la hora de reconocer y aceptar el trastorno. Cualquier diagnóstico de una enfermedad es algo difícil de aceptar, más aún si es crónica, pero cuanto antes lo hagamos, antes le pondremos solución. Negar la enfermedad no hace que desaparezca. Es como si una persona con diabetes no se cuida, el pronóstico de la enfermedad no será muy positivo, lo mismo sucede con el trastorno bipolar.

Por lo tanto, una parte principal del trastorno es reconocer y aceptar la enfermedad, el no llevar a cabo este proceso, implica  la confusión entre las diferentes fases, así como el posible abandono de la medicación, ya que durante un periodo sin síntomas de bipolaridad, puede llegar a pensar que ya está bien y, que por lo tanto, no necesita medicación.

  • Evitar alcohol y drogas: es importante no consumir tóxicos, ya que el consumo de éstos empeora el pronóstico de la enfermedad.
  • Llevar una rutina de las horas de sueño, de alimentación, de deporte…

Por otro lado, está el papel de personas allegadas, este papel es realmente importante. El diagnóstico de cualquier enfermedad crónica a un familiar cercano, supone un gran impacto, más aún si es un trastorno mental. Para poder ayudar a un familiar con este trastorno:

  • Es importante que la familia conozca los síntomas del trastorno bipolar característicos de cada fase, para así poder ayudar a la persona bipolar a reconocerlos. Hay que intentar evitar culpar a la persona por conductas que son parte de un problema médico, el cual no puede controlar.
  • Ayude a crear una rutina, en la alimentación, deporte, la toma de medicación, pero siempre sin sobreproteger, lo ideal es ayudar, pero no hacer las cosas por la persona.

 

Para terminar…

El trastorno afectivo bipolar es bastante conocido y está en el vocabulario común de mucha gente, tendemos a confundir bipolaridad con cambios de humor. Pero como hemos visto en el artículo, es mucho más que eso.

La idea de este artículo es la de aclarar que es la bipolaridad, entender qué es mucho más que un cambio emocional en un mismo día. El trastorno bipolar es un trastorno  bastante serio, al igual que lo es la esquizofrenia, es importante la administración de fármacos y terapia psicológica, para evitar recaídas.

 

Más Vida Psicólogos. Itziar Villalba. Psicóloga Sanitaria.

2017-09-21T17:14:44+00:00

About the Author: