Alcoholismo. Cuando el consumo de alcohol se convierte en un problema.

 

Cómo ve la sociedad del Alcoholismo. El alcohol está tan arraigado dentro de nuestra cultura que nos resulta difícil entender que es una droga, y que como tal, tiene efectos nocivos sobre nuestro organismo. Es una de la drogas más consumidas de nuestros tiempos y también es una de la que mayores problemas produce.

A menudo, escuchamos expresiones como: “que raro/a es no bebe nada”, “¡Anda, tómate una cerveza que no pasa nada”… Al final, y por no dar explicaciones, lo más fácil es beber alcohol, también para sentirnos integrados con nuestro grupo de iguales.

Actualmente, se está alarmando sobre el consumo cada vez más temprano. Hace unos años la edad de inicio se encontraba entre los 18-20 años, ahora se ha reducido incluso hasta los 13-14 años, dónde la mayoría de jóvenes reconocen haber bebido en exceso, en al menos dos o más ocasiones.

Es por ello, que consideramos necesario, informar sobre las consecuencias que conlleva, los efectos del alcohol en el cerebro y sobre nuestro organismo, así como, explicar qué es realmente el alcohol y cómo reconocer si tengo o no un problema.

 

¿QUÉ ES EL ALCOHOL?

En primer lugar, en necesario especificar la definición de droga, es cualquier sustancia que una vez introducida en el organismo, a través de diferentes vías (nasal, oral, parenteral (intravenosa, intraarterial, intramuscular y subcutánea), tiene la capacidad de alterar el sistema nervioso central o modificar las funciones corporales, las sensaciones, el estado de ánimo, o las percepciones sensoriales. A su vez, las drogas generan consecuencias adversas a nivel psicológico y social.

Como ya hemos dicho antes, el alcohol es una droga, es depresiva del sistema nervioso central, ¿esto que significa? Depresor del sistema nervioso central quiere decir que disminuye las funciones normales del cerebro, es decir, por eso se produce un lenguaje mal articulado, incapacidad de reaccionar con rapidez, inestabilidad en el movimiento, se reduce la capacidad de pensar de forma racional y distorsiona la capacidad de juicio.

A menudo, confundimos el consumo de alcohol con un estimulante, ya que suele producir efectos de euforia y desinhibición (como por ejemplo: “voy a beberme una cerveza a ver si me animo).

El principal componente de las bebidas alcohólicas es el etanol o alcohol etílico, que difieren en concentración de alcohol, en función al proceso de elaboración. Dentro del alcohol, nos encontramos con dos tipos, por un lado las bebidas fermentadas, como el vino o cerveza, se producen cuando se elimina el oxígeno. Y por otro lado, están las bebidas destiladas, una vez eliminado el oxígeno (fermentar) se evapora el agua, por lo que se produce una mayor concentración del alcohol, es decir, son bebidas de mayor graduación.

Al alcohol se absorbe por el aparato digestivo y puede permanecer en sangre durante 18 horas. Se elimina a través del hígado.

 

¿QUÉ RIESGOS EXISTEN EN EL CONSUMO DE ALCOHOL? ¿Y QUÉ ES EL ALCOHOLISMO?

Por alcoholismo se entiende cuando una persona no puede controlar la cantidad de alcohol que consume y necesita tomar más y más cada vez, para conseguir el efecto de antes. Sino se consume pueden aparecer síntomas del alcoholismo como temblores, ansiedad, sudoración, malestar generalizado…

Favorece un estilo de vida asociado al consumo, es decir, hacemos nuestra vida, en torno a consumir alcohol y cómo lo puedo conseguir.

Llega a crear una vida conflictiva tanto social como familiar, a menudo cuando aparecen problemas de alcoholismo, los amigos que no consumen se suelen distanciar y la vida gira en torno al consumo y con gente que lleve a cabo las mismas conductas.

La dependencia al alcohol, es decir, los síntomas del alcoholismo, se pueden desencadenar diversas consecuencias como, alteraciones de sueño, gastritis, agresividad, úlceras, depresión, cirrosis, cardiopatías, deterioro cognitivo, demencias, cáncer o psicosis.

El alcoholismo entre jóvenes, además de los problemas descritos anteriormente, nos encontramos también con problemas en las capacidades cognitivas (que en este momento se encuentran en pleno desarrollo) como la memoria, aprendizaje, planificación de tareas…), problemas de agresividad, disminución en el rendimiento escolar o incluso abandono…

 

¿QUÉ TIPOS DE ALCOHOLISMO O CONSUMO EXISTEN?

Podemos diferenciar tres tipos de consumo (una copa de vino/cerveza= 10 gr, una copa de bebida destilada = 20 gr):

  • Consumo seguro:
    • Hombres: de 0-40 gr/día
    • Mujeres: de 0-20 gr/día
  • Consumo de riesgo: se describiría como un nivel de consumo que potencialmente produce daño si se persiste en el hábito.
    • Hombres: 41-60 gr/día
    • Mujeres: 21-40 gr/día
  • Consumo perjudicial: es un consumo que deteriora el bienestar psíquico y físico de la persona que lo consume.
    • Hombres: Más de 60 gr / día
    • Mujeres: Más de 40 gr/ día

 

¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE TOLERANCIA, DEPENDENCIA Y SÍNDROME DE ABSTINENCIA?

La tolerancia, es que el organismo va necesitando cada vez más cantidad de alcohol para producir los mismo efectos, a medida que se va adaptando a la presencia regular de alcohol en el cuerpo.

La dependencia al alcohol o cualquier otra droga, es que tras su uso habitual, la persona necesita consumir la sustancia, para no experimentar el síndrome de abstinencia y para afrontar la vida cotidiana.

Síndrome de abstinencia, es un conjunto de reacciones físicas que ocurren cuando la persona deja de consumir alcohol o cualquier otra droga a la que es adicta.

 

¿EXISTEN DIFERENTES GRADOS DE ADICCIÓN AL ALCOHOL?

Si, se puede diferenciar entre uso, abuso o dependencia.

Dentro de uso, nos referimos al uso de alcohol, que no suele tener consecuencias negativas sobre la persona que lo consume ni sobre su entorno.

En la definición de abuso podemos decir que tiene consecuencias el alcohol negativas para el consumidor y para su entorno, y aun así se sigue consumiendo.

La dependencia, es cuando ya existe tolerancia y síndrome de abstinencia, el alcohol es lo primero y el eje de la vida de la persona que lo consume, dedica la mayor parte de su día a pensar en su consumo, buscar alcohol, consumirla y sus efectos…Dentro de la dependencia aparecen dos dimensiones, por un lado nos encontramos con la dependencia física, donde el organismo se habitúa a la sustancia y necesita un determinado nivel en sangre para funcionar. Y la dimensión psicológica, donde aparece el impulso por consumir, para liberarse de un estado desagradable.

 

¿QUÉ TIPOS DE CONSUMO EXISTEN?

Está el consumo experimental, dentro de este consumo, suelen meterse las primeras veces que la persona consume, normalmente se hace por curiosidad o presión del grupo (hacer lo que hace todo el mundo, para no tener que dar explicaciones). Durante este consumo no se conocen todavía los efectos que la sustancia produce en el organismo, como su nombre indica es una fase experimental.

El consumo ocasional, en este tipo de consumo, ya si se conocen los efectos que la sustancia produce, el consumo sigue siendo de forma esporádica, con un grupo de gente y sin repercusiones en la vida diaria de la persona.

El consumo habitual, donde el uso de la sustancia es frecuente, no se consume en grupo (o si), se conocen los efectos y además se buscan.

 

¿PUEDO SER ALCOHÓLICO SI SOLO BEBO LOS FINES DE SEMANA?

No importa que sólo sean dos días a la semana, si existe o no un problema se mide por la cantidad a la semana, es decir, una ingesta superior a los 50 gr tres días por semana se considera un consumo de riesgo o perjudicial, al igual que igual que sucede con beber más de 100 gr en una sola ingesta.

 

¿CUÁLES SON LAS SITUACIONES DE RIESGO?

  • Beber cuando estamos tristes o sentimos ansiedad, para calmar los síntomas, esto hace que aumente el riesgo de padecer una adicción.
  • Cuando consumimos para buscar sensaciones positivas
  • Beber solo o en compañía. Las personas que beben a solas normalemente suelen tener peor pronóstico. Aunque esto no suele ser determinante, pero si es un factor de riesgo.

 

¿Y LAS CAUSAS DEL ALCOHOLISMO?

Existen tres tipos de factores, los personales, microsociales y los macrosociales.

Entre los factores personales nos encontramos con la edad, cuanto más temprano es el consumo, mayor vulnerabilidad. También influye la predisposición de enfermedad mental. Las características de la personalidad, es decir, si busca sensaciones, personalidad límite o evitativa…, baja tolerancia a la frustración, baja autoestima, necesidad de aprobación social, problemas familiares, laborales, ruptura o duelos.

Los factores microsociales son, por ejemplo, la actitud tolerante de la familia hacia el alcohol, conflictos familiares, de comunicación, falta de responsabilidad, afecto, falta de límites, presión del grupo.

Los factores microsociales son los valores de la sociedad, las leyes, normas o la accesibilidad al alcohol.

 

¿QUÉ ES EL ALCOHOLISMO FETAL?

 Es el consumo de alcohol durante el embarazo, este consumo puede ocasionar diferentes problemas sobre el feto. El alcohol atraviesa sin problema la placenta, y esto puede causar daño en el desarrollo del bebe. No existe un consumo seguro de alcohol del embarazo, pero sí se ha demostrado que cuanto mayor es el consumo, mayores daños pueden aparecer.

Los síntomas de un bebé con el síndrome de alcoholismo fetal son los siguientes:

– Déficit de atención e hiperactividad, mala coordinación, problemas en el desarrollo….

 

¿QUÉ TIPOS DE TEST DE ALCOHOLISMO EXISTEN?

Es importante hacer hincapié, en no hacer autodiagnósticos, si se considera que puede padecer este problema es importante acudir a un profesional que lleve a cabo el diagnóstico pertinente.

En primer lugar, es necesario llevar a cabo una entrevista diagnóstica (siempre llevada a cabo por un profesional). Entre los test de alcoholismo para un correcto diagnóstico (los test para alcoholismo se utilizan para llevar a cabo la confirmación diagnóstica de un alcoholismo detectado por otros medios):

  • Test MALT de Feurelein, 1977
  • CBA, Feurelein, 1976
  • MALT-O, MALT-S, Feurelein, 1977

Lo ideal, es que el alcoholismo sea “autodiagnosticado”, es decir, que la persona sea consciente de que tiene un problema y necesita buscar ayuda. Si la persona no es consciente de que tiene tiene un problema, es más difícil que el tratamiento del alcoholismo sea efectivo.

 

¿CUALES SON LAS ETAPAS MÁS FRECUENTES EN EL PROCESO DE ADICCIÓN?

  • En primer lugar, está la fase de enamoramiento, aquí aparece cierta atracción por volver a consumir alcohol.
  • Una vez pasada esta fase de enamoramiento, se pasa a la siguiente, que es la luna de miel, en esta fase se ha aprendido que con la sustancia se obtiene alivio o placer, por que se busca alcohol para obtenerlo. En fase solo se experimentan las gratificaciones sin consecuencias negativas. Aparecen sentimientos de control sobre la sustancia y la sensación de que es inofensiva.
  • La tercera fase, es la de traición, se empieza a sufrir cierto deterioro en las principales áreas de su vida (problemas en la relaciones, nuevas amistades, los amigos de siempre sino consumen alcohol acaban separándose, problemas económicos…). En esta fase comienza el declive de la persona.
  • La cuarta fase, cada vez se ha de consumir más para evitar las sensaciones corporales y los estados de ánimo negativos. Tras el consumo las sensaciones positivas son cada vez menores. Aparece la tolerancia, aquí no se consume por placer, sino por evitar el síndrome de abstinencia.
  • En la quinta fase, la persona se siente aprisionada, aparece un estado de desesperación en su relación con el alcohol. Se abandona todo lo demás en su vida.

 

¿QUÉ ES EL DELIRIUM TREMENS?

Es una forma grave de abstinencia alcohólica. El delirium tremends puede aparecer tras haber consumido grandes cantidades de alcohol durante un largo periodo de tiempo y se deja de consumir bruscamente. Suele aparecer en persona que tiene antecedentes de abstinencia alcoholica.

Puede aparecer las 48 o 96 horas siguientes al último consumo o incluso días después. Los síntomas son los siguientes, delirios, temblores, cambios del estado mental, agitación, irritabilidad, miedo, cambios en el estado de ánimo, fatiga, también pueden aparecer convulsiones, pérdida de apetito, nauseas, vómitos, nerviosismo….

 

¿QUÉ TIPO DE TRATAMIENTO DEL ALCOHOLISMO ES MEJOR?

Para saber el tipo de tratamiento es muy importante acudir a un profesional que tras la evaluación sepa cual es el mejor tratamiento para la persona afectada.

Entre los tratamientos más eficaces está el farmacológico, con el fin de controlar los síntomas del alcoholismo negativos de la abstinencia y el psicológico, para que la persona entienda la gravedad de su problema con el alcohol y aprenda diferentes técnicas y estrategias para aprender a manejarlo.

Normalmente los problemas con el alcohol se suele considerar alcoholismo crónico, por lo que es importante que la persona alcohólica no consuma ni de vez en cuando alcohol.

 

¿CÓMO SE PUEDE PREVENIR EL ALCOHOLISMO?

Lo fundamental es que los jóvenes entiendan la importancia de no consumir alcohol hasta la edad adulta, ya que cuanto más joven mayores efectos negativos y mayor probabilidad de que se convierta en adicción. Es necesario que conozcan las consecuencias que tiene el consumo de alcohol. La tolerancia por parte de la familia es muy importante, si dentro de una familia, el consumo de alcohol se ve como algo normal, la persona así lo aprenderá y la aparición del problema será por lo tanto, también más probable.

Tener una autoestima y habilidades sociales correctas es muy importante de cara a la prevención, ya que siendo así, la persona será capaz de buscar otras alternativas de ocio y de plantarle cara al grupo.

 

Conclusión

Es un problema que afecta a una gran cantidad de personas en el mundo, cada vez más y la gente comienza el consumo a edades más tempranas, lo que supone una amenaza. El alcoholismo al contrario de lo que mucha gente cree, es una enfermedad. Es por ello, que requiere de un tratamiento, de cara al tratamiento es realmente importante que la persona afectada reconozca que tiene un problema para el cual necesita ayuda, ya que así la probabilidad de éxito es mucho mayor.

Con todo lo expuesto en el artículo se dan una serie de pautas, pero como ya hemos comentado anteriormente que para llevar un diagnóstico correcto y con ello un tratamiento adecuado a las necesidades de la persona, es necesario, acudir a un profesional.

 

Más Vida Psicólogos. Itziar Villalba. Psicóloga Sanitaria.

2017-11-14T12:47:16+00:00

About the Author: